¿Por qué entre donación y donación debemos esperar dos meses?

Para distribuir toda nuestra sangre, el corazón late a un ritmo de aproximadamente 70 veces por minuto. En un día, la sangre recorre un total de 19.000 km.

Una persona adulta tiene entre 4,5 y 5,5 litros de sangre circulando dentro de su cuerpo. Para distribuirla, el corazón late a un ritmo de 70 veces por minuto. En cada una de estas dilataciones y contracciones, el músculo cardiaco bombea 90 mililitros de sangre, que recorren el cuerpo en apenas un minuto a una velocidad de dos kilómetros por hora.

En caso de accidente, se puede tolerar una hemorragia de hasta el 10% del líquido vital. Perder el 30% del volumen sanguíneo es peligroso, y cuando se escapa el 50%, nos hallamos ante una muerte segura.

Donaciones de sangre

Cuando los adultos donan sangre, se extrae 450 CC de cada donante, además recordemos que las células sanguíneas tienen una vida útil de aproximadamente 120 días. El cuerpo produce constantemente nuevos glóbulos rojos en la médula ósea, pero aún lleva tiempo regenerar estas células, por lo que no es posible donar sangre todos los días. Hay que esperar a que la sangre se recupere y esto suele tardar entre cuatro y seis semanas y entre cada donación de sangre total tiene que pasar un mínimo de 2 meses. Por otro lado el nivel de hemoglobina en mujeres es inferior al de varones, por una cuestión fisiológica y por eso los hombres pueden donar 4 veces al año y las mujeres 3. Además las mujeres pueden donar con niveles de hemoglobina por encima de 12,5 y los varones por encima de 13,5.