Volver a la página anterior

El fraccionamiento de la sangre

 

Los componentes sanguíneos

Además de los análisis que se realizan, la sangre se va a someter a un proceso de separación en tres componentes principales (fraccionamiento), pues cada componente tiene unas características concretas y va a servir para tratar un tipo de enfermedad distinto. Así pues separamos los glóbulos rojos, las plaquetas y el plasma.

- Los glóbulos rojos, se van a utilizar sobre todo en:

    • Operaciones y trasplantes
    • Anemias                                                              
    • Hemorragias

- Las plaquetas, se van a transfundir a:

    • Enfermos de cáncer y leucemia
    • Prevención y tratamiento de hemorragias
    • Déficit en plaquetas
    • Oncología

- El plasma, se puede utilizar directamente en transfusión o destinarlo a extraer unas proteínas que se van a utilizar para el tratamiento de diversas enfermedades:

Factores de coagulación: 

  • Hemofilia
  • Patologías de la coagulación

Albúmina:

  • Hemorragias
  • Quemaduras
  • Enfermedades del riñón
  • Enfermedades del hígado

Inmunoglobulinas:

  • Prevención de la enfermedad hemolítica del recién nacido
  • Tratamiento de déficits inmunitarios
  • Prevención de ciertas alergias
  • Prevención de otras enfermedades infecciosas

 

CONSERVACIÓN

Cada uno de estos componentes se conserva de una forma diferente y tiene una duración distinta:

  • Los glóbulos rojos se conservan a +4º C durante 42 días
  • Las plaquetas se conservan a temperatura ambiente, (+22º C) en constante agitación y solamente duran 5 días
  • El plasma se conserva congelado a –40º C  y dura dos años


Ir arriba