Banco de leche materna

banco de leche

Banco de leche materna

Procesamiento, almacenamiento y distribución


La leche materna es el alimento que contiene todos los nutrientes necesarios para que los recién nacidos y lactantes crezcan y se desarrollen saludablemente. Tanto la OMS, como UNICEF y las sociedades científicas en el ámbito de Pediatría aconsejan la leche materna como primera opción de alimentación del recién nacido.

En aquellos casos en los que no está disponible la leche de la propia madre, especialmente en los recién nacidos muy prematuros o de bajo peso, así como en otros recién nacidos enfermos, la leche materna donada es la alternativa recomendada por esas organizaciones. Los principales beneficios de la leche materna donada frente a las fórmulas artificiales son la protección del recién nacido frente a problemas intestinales graves como la enterocolitis necrotizante y la reducción de la incidencia de infecciones.

La creación de bancos de leche permite garantizar una alimentación de calidad con leche materna donada para los recién nacidos que por cualquier razón no dispongan de leche de su propia madre.

El Banco de Leche Materna de Castilla y León nace en 2015 bajo la coordinación de la Unidad de Neonatología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. Nuestra labor consiste en recibir la leche donada (ofreciendo la opción de recogida a domicilio), procesarla y almacenarla congelada hasta distribuirla a los hospitales para la alimentación de los recién nacidos especialmente prematuros que lo necesiten.

Con el objetivo de garantizar la seguridad de su consumo, la leche se somete a un proceso de pasteurización para la eliminación de posibles microorganismos presentes, se analiza su composición nutricional y se realiza un control microbiológico.